Home | Posts RSS

sábado, 28 de septiembre de 2013

Dead mine -La película-

Hoy toca el análisis de una película que hace tiempo que presentamos en el blog (si, hace casi un año, pero cosas que pasan cuando tienes rigor mortis, vas un poco lento), se trata de “Dead mine”. Esta película está dirigida por Steven Sheil y la produce HBO Asia.



La película trata como un adinerado occidental contrata a un grupo de mercenarios para realizar una expedición, por las selvas de indonesia, buscando el “Yamashita de oro”. En su búsqueda del tesoro dan con un bunker japonés de la 2 G.M abandonado, al que se ven obligado a entrar a la fuerza porque son atacados por un grupo de piratas y que por desgracia, durante el combate, la entrada se derrumba obligando al grupo a explorar este siniestro bunker con la esperanza de encontrar otra salida al exterior.

A pesar de que la historia puede dar bastante juego, el desarrollo es bastante lento, hasta bien entrada la película no pasa nada, aunque a partir de que sale el primer monstruo la cosa coge un poco más de ritmo. La explicación de los seres no es original, para empezar no son zombis, son como experimentos géneticos pero actúan de una manera similar a los zombis. A pesar de que los personajes van intuyendo la autentica función del bunker, la explicación más exhaustiva de los experimentos y sus consecuencias nos la da una de estos seres, una de las formas más sencillas y menos elegante para dar una explicación a algo muy importante, ya que el modo en que sucede no se desarrolla bien y su resultado es bastante absurdo.


-Este buen hombre será quien nos explique la trama principal de la película, menos mal que el maquillaje de los otros monstruos está mejor realizado-


-El otro tipo de monstruo que verás en la película, lástima que no haya más variedad-

La acción se concentra al final, cuando son perseguidos por los distintos monstruos que hay en el bunker, que desgraciadamente son de dos tipos, aunque dado el trasfondo de la película podrían haber creado distintos tipos de monstruos para dar un poco de variedad. Aquí hace su aparición los samuráis zombis, uno de los alicientes más interesantes y más esperados de la película, que desgraciadamente aparecen en el tramo final de la película. El final de la historia es abrupto y sin sentido, quedan muchas preguntas sin responder y todas ellas muy importantes. La película podría haber sido algo más entretenida pero su historia hace agua por todos lados.


-Momento cumbre de la película con la aparición de la guardia imperial-

La actuación de los actores es correcta, aunque tampoco es el mayor interés de la película, los personajes son estereotipados y con clichés. Los efectos especiales son algo mediocres ya que son generados por ordenador en algunas ocasiones, como la sangre o los disparos. En cuando al maquillaje de los monstruos es sencilla y sin muchas pretensiones, lamentablemente no hay una diferenciación muy obvia entre los distintos tipos de monstruo, lo único destacable es el vestuario de los samuráis zombis. Hay un buen trabajo caracterizando los cadáveres devorados por los monstruos. En cuanto a los escenarios y su decorado están correctamente creados y cumplen con la función de crear un atmosfera apropiada, aunque tampoco hay mucha variedad.

Otro buen ejemplo de una película que podría dar mas de si, pero cuya ejecución de la historia es mala, dando como resultado una película muy mediocre.

-Tráiler-

viernes, 6 de septiembre de 2013

Zombi U - Análisis



Aprovechando las rebajas en la e-shop de WiiU, decidí darle una oportunidad al juego de Ubisoft para comprobar si realmente era tan aterrador como se contaba por ahí. Pegué un brinco la primera vez que un zombi se me acercó, por lo que doy fe de que sí, aterrador es y bastante.


La dinámica del juego es bastante original, el estilo es como el de un shooter en primera persona, dependiendo del arma que tengamos equipada apuntamos con un gatillo y con el otro disparamos o pegamos un golpe, pero cuando nos toca realizar ciertas acciones como abrir una puerta con una ganzúa, registrar una taquilla, o un cadáver, o simplemente abrir el inventario, la perspectiva cambia a tercera persona y el juego no se pausa, así que debemos elegir sabiamente el momento en que realicemos estas acciones o los zombis se darán un festín con nosotros. Hay que alabar el buen uso que hace el juego del gamepad, podemos arrastrar objetos desde el inventario a una caja de suministros y viceversa ( en tercera persona, recordemos), escanear el entorno usando el giroscopio, consultar el mapa y los documentos que encontremos, y también cuenta con un radar sensible al movimiento que hace ruido para avisarnos, así que es recomendado jugar con auriculares. En todo momento se apuesta por la supervivencia pura y dura, así que antes de empezar a jugar hay que mentalizarse de que lo vamos a pasar mal. Hay que estar atento siempre a el medidor de salud, pues un simple manotazo del zombi de turno nos resta bastante vida, los botiquines y las balas no es que abunden y la linterna se nos gasta y hay que apagarla para que se recargue, en fin, que completar el juego cuesta lo suyo. Otra cosa que me ha resultado curiosa y muy original es que si se nos muere un personaje se muere de verdad, es decir, no cargas la partida y vuelves a empezar donde lo guardaste, nada de eso, pasas a controlar a otro y tú eliges si quieres ir a buscar los suministros que llevaba el personaje anterior o no, que dependiendo de como haya muerto será un cadáver o un cadáver andante.


Técnicamente el juego goza de algunos efectos muy buenos, como el fuego, la suciedad de la pantalla (que le da un toque de serie B total) y la iluminación que crea zonas de luces y sombras muy realistas que nos dan una perspectiva de un Londres post-apocalíptico bastante bien lograda y los zombis están lo suficiente bien modelados como para asustar de lo lindo. Sin embargo el resto del apartado gráfico no es muy impresionante y sabemos que WiiU puede dar mucho más. Hay algunos aspectos que dan la sensación de que el juego está a medio terminar y no solo en el apartado gráfico, apenas hay interacción con otros personajes y siempre queda la sensación de que el juego en general está algo vacío, la historia no llega a enganchar del todo y apenas queda nada claro.


La duración del modo historia es de unas 10 horas, a eso hay que sumarle el tiempo que te pegarás dando vueltas por ahí consiguiendo suministros y volviendo al refugio a cada momento, y además cuenta con algunos extras, como un multijugador ( no es gran cosa pero está), un modo hardcore en el que solamente hay un personaje y si muere se acaba la partida para siempre, y algunas opciones online como compartir marcadores y récords, aunque el mejor extra sin duda es la opción "zombifícate" con la que podemos crear un rostro putrefacto usando la cámara del gamepad, las risas están aseguradas. Así que ya sabéis, si os gusta pasar miedito y os va el rollo survival, Zombi U es un título muy recomendable y ahora está rebajado así que es una gran oportunidad para pillarlo, pero....¿ cuánto tiempo lograrás sobrevivir?.























Algunas imágenes del artwork