Home | Posts RSS

miércoles, 7 de enero de 2009

¿Qué es un Zombie?

Antes de comenzar a redactar este post, que será mi primer aporte a esta humilde página dedicada a nuestros queridísimos amigos zombies, creo que será un buen comienzo escribir la definición, como bien dice el enunciado, de qué es un Zombie:

Numerosas películas han intentado definirlo, a la vez que explican el porqué de sus motivaciones, su infección o su aparición. Las películas nuevas han aportado un nuevo tipo de zombie, el denominado “veloz” (por no decir otra cosa, porque los cabrones corren…), que hizo sus primeros pinitos en el film de “28 días después”. Lógicamente hubo un punto de inflexión para este género bastante usado, aunque films más recientes aún como: “Diary of the dead” o “Zombie diary”, retoman el clásico “zombie”.

Bueno, ahora hablaremos de los distintos nombres que han recibido nuestros apestosos amigos. Ante todo debemos comenzar por su auténtico origen: la magia vudú. La magia convierte a los muertos e incluso a los seres vivos en zombies, seres sin consciencia, ni libertad, que obedecen todas las órdenes del sacerdote.

Otra definición es la de “Jumbies”, nombre que reciben en las Islas Vírgenes como: “cadáver humano sin alma, muerto que ha sido sacado de su tumba y dotado, por medio de la brujería, de una mecánica imitación de vida”. Estos seres de ultratumba son alzados por los hechiceros llamados “Hougans”, que los utilizan como esclavos eternos. La diferencia entre un “Jumbie” y “Zombie”, es que si al primero (“Jumbie”) se le da de comer carne o sal, éste se dará cuenta de que está muerto y volverá a su correspondiente tumba.

No son ghoules, que al contrario de lo que algunos piensan no son los criados de los vampiros, creados en el juego de rol “Vampiro: La mascarada”. Éstos son espíritus o seres que saquean las tumbas y se alimentan de cadáveres. Tampoco se les puede llamar necrófagos, ya que éstos no se alimentan precisamente de carne muerta, es más, la prefieren viva (a ser posible y para desgracia de los vivos). En este concepto no entra debido a que no sufren una compulsión que los obliga a comer carne muerta, sencillamente comen carne, independientemente de si está viva, muerta, cruda o cocinada. La esencia de un necrófago se ve bastante bien en el film de “Ravenus”, que nos demuestra que la necrofagia era una práctica utilizada para poder “absorber” la fuerza y vitalidad del difunto.

Se comenta que en la tradición popular de la época medieval, cuando un individuo era ajusticiado o asesinado y tenía causas pendientes, podría alzarse de su tumba para concluir esos asuntos pendientes (¿A qué les suena eso?....vamos a dar una pista: va de negro y tiene la cara pintado como un mimo, ¿Qué película es?....sí señores: para aquellos que hayan pensado en el film “El cuervo”, efectivamente, en esencia es este tipo de “ser”, aunque obviamente sin el dichoso cuervo, ni ese look “oscuro”.). En otras historias, sobre todo mezclado con el vudú, se utiliza una mezcla de ambos conceptos, para crear un “ser” alzado de la tumba para ajusticiar a su enemigo, que por cierto en los cómics de “historias de la cripta” se puede ver bastante bien este ejemplo.

A nuestros queridos seres tampoco se les puede encajar en esta categoría, ya que en muchas ocasiones ni siquiera se cuenta el motivo de su alzamiento o porque el origen es más bien diferente.

Otro tipo de historias describen a seres que se alimentaban devorando la carne y sangre de los vivos, estos tenían aspecto de muertos, en mayor o menor descomposición. Estas criaturas, que a diferencia de otros conceptos no obedecían a nadie y tenían uso de racional de su mente. Esos seres se denominan “Wampiros”, término que ha pasado a través de los años a ser el de “Vampiros” y cuya imagen se ha desvirtuado enormemente de su origen, a lo largo de años de publicaciones literarias, films y juegos, sobre todo estos últimos han cogido el mito y lo han adaptado creando un “popurri” de seres cada uno más extraño que el anterior, con motivaciones y sobretodo poderes sobrenaturales distintos. Desgraciadamente tampoco podemos incorporarlos a este concepto, aunque no obedezcan a amo alguno, no tienen uso racional de sus mentes (aunque en películas como “Zombie 2” de George A. Romero, comienzan a recordar cosas de su antigua vida).

Tampoco podemos encajarlos en las aberraciones científicas creadas, por ejemplo, en la saga de Resident Evil, en la que aparecen con una amplia variedad de habilidades y un arsenal biológico que no veas (aunque a partir de “Resident Evil 4”, nuestros enemigos dejaran de ser zombies, como bien recalca nuestro amigo León tras abatir al primer enemigo, diciendo: “no es un zombie”)…..Tampoco en el reciente juego “Lef4dead” que nos presenta a distintos tipos de “seres” con habilidades propias.

Otra clasificación sería la de “infectado”, que se puede observar en el film de “28 días después” en la que gracias a un virus mutado de la rabia, convierte a las personas en salvajes comedores de carnes, inmunes al dolor y con un cuerpo perfectamente sano, que les permite correr como nunca antes se había visto. Estos sin duda son una visión bastante desagradable….

Creo que de entre todas las definiciones posibles, la de no-muerto, es una de las más cercanas, ya que a pesar de estar muertos, siguen actuando. Aunque con esta definición se engloba a todas las descritas anteriores. Ha aparecido una nueva clasificación para estos seres, bastante sencilla y sin complejidades mitológicas o históricas, que se puede ver en el reciente manga publicado en España por ediciones Glenat: “High school of the dead”, que los define como “Ellos”, palabra común, simple, pero con un significado que, si nos fijamos bien, realza una clara división entre una cosa y otra, y que usado de una manera brusca es posible que resulte incluso vejatorio o despectivo. En esta ocasión es una manera simple para definir a unos seres que no se sabe qué son y se necesita una palabra para referirse a esos seres con claridad.

A pesar de este post, es obvio que nos vamos a seguir refiriendo a nuestros putrefactos amigos como zombies, jamás durante la creación de este post se me ha ocurrido la delirante idea de cambiar la utilización de la palabra “zombie”, pero creo que nunca está de más conocer la definición de estos seres para no confundirnos.

¡Un saludo y hasta el próximo post!

No hay comentarios:

Publicar un comentario